Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
YayisSims
Infante travieso
Femenino Virgo Dragón
Mensajes : 245
Fecha de inscripción : 12/06/2017
Edad : 29
Localización : Xixón (Asturies)
http://yayissimsworld.blogspot.com.es/

♥Miracoles 1♥ (Introducción)

el Vie Jun 16, 2017 9:35 am
Cap largo y con mucha letra...lo siento!!

Yaiza y Lorena charlaban en el tren.

Lorena intentaba que Yaiza estuviese lo menos nerviosa posible, no quería que se echase atrás en el último segundo, el nuevo centro sería bueno para ella, estaba convencida, pero Yaiza...había oído todo tipo de historias y versiones de gente que conocía el sitio y le asustaba un poco...
Cuando llegaron a Ñoreca el pueblo donde se encontraba el nuevo centro, Yaiza empezó a querer retroceder...no estaba nada segura de lo que estaba haciendo, no sabía que se encontraría y no estaba muy segura de querer saberlo tampoco.
Lorena al darse cuenta de los nervios de Yaiza, le preguntó que si prefería quedarse un rato en la estación y observar que tipo de gente pasaba por la calle y se tranquilizaba...
Genial idea!! a Yaiza le pareció fantástico, le encantaba observar a la gente e intentar imaginar a donde iban, inventarse su vida y ponerles banda sonora. Los pobres viandantes no tenían idea de lo que les esperaba a manos de la imaginación de Yaiza, ella jamás imaginaba historias felices, toda la gente que veía eran: asesinos, narcotraficantes o cualquier otro tipo de delincuente, le hacía gracia ver a la gente en su lugar y más gracia le hacía que ella, ni siquiera en la intimidad de su imaginación, los prejuzgaba, no, no le gustaba y por supuesto, no como el resto de la sociedad había hecho con ella.

Después de un buen rato riéndose de la mayoría de los viandantes que pasaban, Yaiza decidió que estaba lista para dar el paso, era hora de conocer su nuevo hogar y sus nuevos compañeros, sus nuevos educadores y comenzar una nueva etapa de su vida, además Yaiza sentía miedo, pero también seguridad, tenía algo de dinero guardado en su mochila, si las cosas no iban bien, escaparía y todo arreglado!!
Se pusieron en marcha las dos amigas, rumbo al impresionante Palacio que coronaba la cima de un pequeño alto situado a las afueras de Ñoreca, al salir de la estación pasaron por un túnel subterráneo lleno de grafitis, y cuando salieron de el, se encontraron con una carretera, sin acera, con una pronunciada pendiente que las llevaría hasta donde debían ir.
Hablaron por el camino de lo que se encontrarían allí dentro, aparte de muchísimas habitaciones claro, era un palacio, de habitaciones estaría llenito. Tampoco era como ella lo había imaginado, en los dibujos, series y películas los palacios son enormes, majestuosos y llenos de torres del medievo, este no era así, era una estructura cuadrada, totalmente blanca a excepción de las ventanas y el tejado, tenía más edificios anexos, entre ellos un palomar, un horreo y un Jardín.
Una vez estuvieron en la puerta se quedaron boquiabiertas, puede que no fuera un palacio a lo blancanieves, pero era impresionante, una estructura enorme con un escudo enorme en el que rezaba: Gallardo Lorenzo 1567. Impresionante, aquel lugar tenía 4 siglos y lo habían habilitado como...¿ Centro de menores? Para que? Que lo destrozasen? le parecía una pena, Yaiza quizá no iba mucho al instituto, pero su gran pasión era (Aparte de la cocina) la historia, le hubiese encantado ser arqueóloga o historiadora, descubrir lo que nuestros antepasados habían hecho o deshecho era algo que le fascinaba.

Oyeron un ruido al otro lado de la puerta, un sonido metálico y pesado y esta se abrió, apareció una pequeña mujer de unos 30 años, morena, muy delgada y con pinta de ser bastante pija...
Carmen-Hola!! Que tal estais? Tu debes de ser Yaiza verdad? . Dijo obviando a Lorena y dirigiéndose a ella directamente.
Yaiza-Si, yo soy Yaiza y ella es mi amiga Lorena.
Carmen-Muy bien, estoy encantada de conoceros a las dos, yo me llamo Carmen y a partir de este momento seré tu nueva responsable Yaiza. Espero que podamos hacernos la vida un poquito más fácil la una a la otra, ahora que estás aquí, ¿vale? Bien Vamos dentro os enseñaré el palacio...

Pero Yaiza tenía algo que puntualizar antes de poner un pie dentro de ningún sitio:
Yaiza-Perdona Carmen, Lorena puede quedarse conmigo?
Carmen-Puede quedarse hasta que toque acostarse más tarde ,no, no permitimos que gente no perteneciente al centro pase la noche dentro. ¿Vamos?
Fue un golpe para Yaiza ella esperaba que dejasen a Lorena pasar la primera noche, dormir en un sitio nuevo, sola, eso si que daba miedo.
Estaba a puntito de darse la vuelta para irse por el otro lado, cuando lorena le apretó el brazo y la miró. Con la mirada se lo dijo todo "No, ni se te ocurra, no hemos llegado hasta aquí para que lo estropees, no pasa nada, vamos."
Yaiza hizo caso a la inquisidora mirada de su amiga y se encaminó al interior de la nueva prisión.
Yaiza-Bonito palacio- dijo para calmar su nerviosismo mientras pasaba el umbral de la puerta.

Carmen-Me alegra que te guste, espero que te encuentres cómoda, de momento tendrás una habitación tú sola, ya que solo hay otra adolescente femenina y duerme en otra planta...
Yaiza-Espera, espera, espera...Que? Aquí hay chicos?- Yaiza no había vivido jamás con otro hombre que no fuese de su familia, salvo cuando estaba en el piso, pero eso contaba como una excepción.
Carmen-Claro, no te lo han dicho, esto es un centro mixto, aquí hay niños y niñas, actualmente la mayor parte de los residentes son chicos, pero no te preocupes, son encantadores, estoy segura de que te ayudaran y no te darán problemas.

Dios! a Yaiza le apetecía salir corriendo en aquel mismo instante como una loca y no parar hasta llegar por lo menos a China, le enana esa le estaba diciendo que iba a dormir sola en una habitación (seguramente gigante) de un palacio y que iba a estar rodeada de ¿chicos?, esto se estaba convirtiendo en una pesadilla...la ansiedad cada vez era más evidente, no se estaba encontrando nada bien...aún así cerró el pico soltó su bolsa de muy mala gana y siguió a Carmen en su tour Miracoril.

En cuanto Yaiza comenzó a dislumbrar la hermosura del interior del palacio, todos sus males se evaporaron, no se creía que de verdad fuese a vivir en un palacio, como si se tratase de una princesa...  
Carmen-Este es el comedor principal, aquí comemos y cenamos todos juntos, esta noche en la cena podrás ver el funcionamiento, comemos a las 14:30 y cenamos a las 20:30, las únicas excepciones se hacen con los chic@s que trabajan o tienen algún tipo de actividad que no les permite presentarse a esas horas, por lo tanto si no te presentas como mucho 10 min despues de que sea la hora, no podrás comer, ¿Entendido?

Si Yaiza lo entendía perfectamente, aquello era un campo base militar...y le daba la sensación de que aquella mujer le daba sentido al dicho: el veneno más potente, se porta en frascos muy pequeños. Dejó de lado ese pensamiento y continuó el tour...
Carmen-Este de aquí es el comedor del desayuno, es mucho más pequeño que el otro, pero como vais a diferentes horas a estudiar, cabeis aquí perfectamente. Ahí al otro lado de esta ventana está la cocina, los niños no tenéis permitido entrar en ella, a no ser que se os requiera para algo en el interior ¿de acuerdo?

Yaiza- Muy bien, y hablando de requerirte en la cocina...¿para que se te puede pedir ir a la cocina? ¿como castigo?
Carmen-Si, ese es uno de los motivos...
A Yaiza se le iluminó la bombilla y una sonrisa asomó en la comisura de sus labios.
Lorena-Yaiza...que te conozco...
Carmen estupefacta miró a Lorena, no sabía a que se refería, ¿Podría Yaiza intentar entrar en la cocina para hacer alguna fechoría?, no pensaba quedarse con la duda...
Carmen-No intentarás entrar en la cocina ¿verdad?, he de decirte que los cuchillos están guardados bajo llave en la despensa, solo los toca la cocinera.
Yaiza se rió como una loca, ella ya imaginaba que ese sería el primer pensamiento de la educadora pero , oirla decirlo sonó mucho más gracioso de lo que había sonado en su mente...
Lorena-No, ella jamás haría ese tipo de cosas, Yaiza no es de las que va  haciendo daño a la gente, pero le gusta cocinar y no me extrañaría que buscase...un castigo, que la trajese hasta aquí.
Carmen-Oh, perdona entonces, la verdad, es que nunca sabemos lo que entra por esa puerta, ni que tipo de ideas se le pueden pasar por la cabeza, si de verdad te gusta cocinar, podemos arreglarlo con alguna cocinera que de vez en cuando necesite una ayudante... lo hablaremos cuando estés habituada a vivir aquí. Ahora continuemos, aún tengo cosas que enseñarte y se está haciendo tarde, ¿Que tal si subimos a tu habitación? creo que estarás muy cómoda allí. Tiene 3 camas y un baño muy grande solo para ti. Subamos.
Yaiza Lorena y Carmen se encaminaron por aquellas enormes escaleras de piedra dignas del mejor de los palacios.

Pasaron la primera planta, Yaiza creía que pararían allí, pero no, siguieron por otras escaleras, estas mucho más pequeñas que las señoriales escaleras anteriores, Carmen al ver la cara de confusión de Yaiza intentó explicarse...
Carmen-En esta planta duermen los niños más pequeños, albergamos a niños desde los 5 años y necesitan estar más cerca de donde nosotros nos encontramos, los más mayores vivís arriba, pero tranquila, actualmente tenemos pocos "residentes" en el centro.
A Yaiza no le tranquilizaba nada lo que Carmen le contaba, vamos a ver, iba a vivir rodeada de chicos, en una planta donde solo había chicos... el único punto positivo es que los educadores iban a  estar lejos. Tendría que conformarse, no le quedaba otra, había accedido a entrar en aquel lugar y quedarse, probaría.
Mientras caminaban por aquellos interminables pasillos, se cruzaron con otros chicos, incluída la otra única chica cercana a su edad que había. Todos la miraban de una forma extraña y a Yaiza no le gustaba mucho que la mirasen ni bien, ni mal. Con el paso de los años se había vuelto tímida y desconfiada, la gente le resultaba levemente insoportable y su lugar preferido del mundo mundial era aquel en el que pudiera estar en soledad con sus pensamientos.

Carmen-Bien, hemos llegado, esta es tu habitación. Como ya te he dicho, es bastante amplia, tienes luz natural y a este lado del pasillo tienes un cuarto de baño para ti sola. Ahora tengo que irme, no tardaremos en servir la cena y tengo que ir a supervisar el comedor. Puedes quedarte aquí y deshacer la maleta o puedes darte una vuelta por el centro y conocer a tus nuevos compañeros, pero recuerda a las 20:30, no llegues tarde.

Dicho esto la enana mala uva se fue, Yaiza veía esa inmensa habitación y alucinaba, nunca había tenido una habitación como aquella, aunque tampoco la hubiese querido, era demasiado grande y estaba demasiado vacia, únicamente tenía 3 camas y un armario... Yaiza se sentía alli dentro como si estuviese en medio del pacifico dentro de una lanchita diminuta, definitivamente no le gustaba nada, pero.. ¿Que podía hacer?.
Lorena y ella se sentaron en la cama que Yaiza escogió, La que estaba enfrente de la puerta y cerca del armario, allí se sentiría un poco más "protegida" que en las otras.
Lorena se dio cuenta de que su chica favorita no se sentía nada bien allí, y decidió compartir con ella su secreto para cuando estaba triste o se sentía sola.

Lorena-Escribe...- comenzó
Yaiza-¿Que?
Lorena-Que escribas. Cuando te sientas sola o estes triste, escribe sobre ti, sobre lo que te pasa o sobre como te sientes, escribe lo que te gustaría ser o hacer, deja que tu imaginación vuele y que tu mano actue, te distraerá y te hará sentir mejor.
Yaiza-Estás de coña ¿no?, quieres que me autocastigue ¿o que?
Lorena-Jajaja no, no seas tontina, lo que quiero es que no te deprimas, estar aquí no es de gusto de nadie, ¿Quien no quiere una familia feliz que la quiera como las de las pelis?, pero para nosotras eso no ha sido posible y no olvides, que seguramente para el resto de tus compañeros la situación no será muy diferente. Yo he pasado muchos años en La Castaña y se que se tienen alti-bajos, mi mejor consejo es ese, que escribas lo que se te pase por la cabeza...te ayudará a despejarte.
Yaiza-Vale, intentaré hacerlo...- Yaiza estaba sorprendida, nunca había visto a Lorena escribiendo absolutamente nada, pero si ese era el consejo que tenía para ella, lo intentaría, quizá hasta funcionaba.

Pom, Pom, Pom. Alguien llamaba a la puerta...
Yaiza-¿Quien? preguntó Yaiza en un tono super borde.
Un chico abrió la puerta y asomó una sonriente cabeza...
Loy-mmm...holaaa, me llamo Loy y me han mandado venir a buscarte para bajar a cenar... ¿Vienes?
Loy se quedó esperando unos segundos, pero Yaiza se había quedado muda, no le salía absolutamente nada por la boca, el chico era guapo, tenía una sonrisa preciosa y unos bonitos y enormes marrones ojos almendrados, wow! , además tenía pinta de simpático...quizá estar allí resultara más interesante de lo que ella esperaba. Yaiza desperto de su ensoñación cuando la puerta se cerró, Loy se había ido al comedor, y ella dicidió que iría también a cenar, aunque no tenía mucha hambre, haría el esfuerzo.
Junto con Lorena bajó las inmensas escaleras que la conducirían al patio, se coló entre las columnas y llegó al comedor principal, derrepente la vergüenza y las ganas de huir se volvieron a instalar dentro de ella, allí había mucha más gente d ela que ella esperaba, había niños pequeños, adolescentes y al menos 5 educadores. Carmen se levantó para recibirla
Carmen-Menos mal que me aseguré de repetirte que era a las 20:30... casi no llegas. Lorena quedate a cenar con nosotros por favor.
Lorena aceptó y afirmó con la cabeza. Yaiza suspiró aliviada, no pasaría su primera comida en aquel lugar rodeada de deconocidos.
El menú era sencillo pero nutritivo, puré de verduras de un verde poco apetecible y merluza en salsa verde que no tenía una pinta deliciosa pero olía exquisitamente.
Yaiza y Lorena se sentaron en la primera mesa de la derecha del comedor, junto con ellas se sentaron Carmen y otro señor. El señor bajito, de complexión normal, con gafas y canoso se presentó.

(me confundí de foto... y ahora no se que hice con la otra  :silbido:)
Selu-Hola Yaiza, Soy Selu. Es una alegría que al fin  hayas decidido unirte a nosotros, yo soy la persona que fue a recogerte a La Castaña, imagina mi sorpresa cuando llegué y me dijeron que te habías escapado. Traje el resto de cosas que dejaste en tu habitación, están en unas cajas en el almacén, mañana Carmen te las dará.
Yaiza se quedó atónita, que vergüenza, aquel pobre hombre fue a buscarla y no la encontró, para más inri le hicieron cargar con todas sus cosas sin saber si iba a aparecer o no, parece ser que aquella gente tenía más confianza en que ella diese los pasos adecuados, que ella misma...se ponía interesante aquel asunto.
Comenzaron a degustar la abundante cena, pero a Yaiza no le entraba, veía aquel color de puré y le daba repelús..
Yaiza-No tengo mucha hambre ¿podría irme a dormir?
Carmen-No Yaiza-le contestó carmen- Tienes que comer, aunque sea poco, pero al menos algo, estamos seguros de que llevas tiempo sin alimentarte debidamente y no podemos permitir que eso siga, no dejaremos que enfermes, hoy podrás comer menos, pero vete habituándote a comer lo que se te ponga en el plato. A partir de ahora comenzarás a tener una vida normal...
Coñas con la pequeñaja, era directa y resultaba desafiante, Yaiza guardó silencio, prefería tantear el terreno antes de montar un numerito, otra cosa quizá no, pero se le daba muy bien calar a las personas y calcular cuanto podía estirar la cuerda hasta que esta le diera en todos los morros.
La cena terminó sin incidentes, tenía razón con el pescado, la pinta era horrible pero el sabor era insuperable, no estaba muy segura de si realmente era así o simplemente hacía tanto que no comía pescado que le había sabido a gloria.
Poco le duró el sabor de boca, el momento que había estado temiendo toda la tarde era inminente, Lorena tenía que irse...ufff, la ansiedad volvía. Quedarse allí sola no era algo que le hiciese mucha gracia, tendría que fastidiarse, Lorena tenía que irse y estaba segura de que no la dejarían salir por aquella puerta tan ricamente. Pero tenía un as bajo la manga...
Yaiza-Carmen perdona, podría acompañar a Lorena fuera ¿y fumarme un cigarro ?- No estaba muy segura de que aquella mujer fuese a dejarla salir y mucho menos que la dejase fumar...
Carmen-No Yaiza, por la noche, no podéis salir por la puerta principal, si quieres fumar, tendrás que ir a la parte trasera con los demás...
Ostris! Yaiza no imaginaba que fuesen a dejarla fumar en ningún sitio...
Yaiza-Espera, ¿Puedo fumar?
Carmen-Si, aquí estamos para ayudaros, no para estresaros, es un vicio horrible el que teneis, pero nosotros no interferimos en vuestra decisión de continuar con el, lo único que hacemos es proporcionaros ayuda en el caso de que deseeis dejarlo. Recuerda, por las noches solo en la parte trasera y nada de fumar en las habitaciones. Teneis la puerta de atrá abierta hasta las 11. Lorena, muchas gracias por tu ayuda, estamos seguros de que sin ti, Yaiza jamás habría accedido a venir y mucho menos a quedarse, te puedo bajar en coche hasta la estación del tren si te apetece.
Lorena-Claro muchas gracias Carmen, ha sido un placer ayudar a Yaiza para que decidiera venir, si quiere, tiene un gran futuro, es inteligente y buena, pero es rebelde y tiene un gran imán para escoger siempre el camino equivocado, espero que la ayudeis a mejorar su vida.
A Yaiza se le nublaba la vista, las lagrimas estaban al borde del desborde en sus ojos y por nada del mundo iba a dejar que nadie, absolutamente nadie, la viese llorar, ella era dura, fría, distante y muy borde, si me apuras, podríamos decir que tenía una piedra donde debería tener un corazón, así que miró hacia arriba para que las lagrimas volviesen al lugar de donde habían salido.
Yaiza-Pues se ha quedado buena noche, para estar en Noviembre...-Comentó. Despues se dirigio a Lorena- Lore, gracias por todo, te voy a echar muchísimo de menos, ¿vendrás a verme?
Lorena-Lo intentaré pero no te puedo asegurar nada ¿vale?
Yaiza-Muy bien

Con esta leve despedida se abrazaron, Yaiza no quería soltarla, sabía que en cuanto aquella chica posase un pie al otro lado de la puerta, su vida cambiaría, pero no tenía opción, así que la dejó. Lorena se marchó, Carmen la esperaba fuera con el coche en marcha, Yaiza vio desde la ventana a Lorena subirse en el coche y a este marchar hacia la estación.

La sensación de desamparo fue fuerte e inminente, Yaiza se sentía sola y abandonada, no quería ver a nadie, quería fumar pero no quería juntarse con aquella gente, su primer impulso de conocer a los chicos despues de ver a Loy se desvaneció como la nieve en primavera. Se iba a saltar la primera norma...se sentaría junto a la ventana y con mucha precaución se fumaría un cigarro.
Así lo hizo, subió los dos pisos que la separaban de su habitación y se fumó tranquilamente un cigarro, despues puso en práctica el consejo de Lorena y decidió escribir su primera impresión,

pero no sirvió de nada, estaba demasiado ansiosa, enfadada, disgustada y cansada para concentrarse en escribir nada,

prefirió guardarse todo ese torbellino de emociones y acostarse,

no sin antes poner una silla detrás de la puerta para asegurarse de que se enteraría si alguien intentaba entrar mientras ella dormía.

Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.