Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 19
Localización : En una isla

Capítulo 8: Abra Cadabra

el Vie Jun 30, 2017 4:00 pm
Anterior capítulo



Con la distracción de Oliver, no nos dimos cuenta de que Maxx también nos abandonaba. Voy a echar de menos a esa bola de pelo que caga, mea, come y jode...


Y junto a las dos nuevas tumbas empezó a crearse un pequeño cementerio en el solar, aunque de momento muy pequeño, y espero que siga así un tiempo.


También llegó el cumpleaños de Geila.


Y el de Geien poco más tarde.



La casa estaba muy vacía sin Maxx, y se notaba, así que pensaron en adoptar otra mascota.


Y así fue como se sumó a la familia Llama, una gata que consiguió su nombre debido a su pelaje, que tenía el color del fuego.


Geien no tardó nada en volver a crecer de nuevo.


Al igual que el recien adquirido gato de la familia, que había perdido el color de su pelaje y su nombre ya no tenía sentido.


Henia seguía hablando conmigo mientras meditaba, aunque siempre del mismo tema desde lo de Oliver.
Henia: Bob, ¿quién es Kara?
Bob: Es una mujer con la que trabajó tu padre...
Henia: ¿Y qué es la Tyna esa de la que habla?
Bob: Es... complicado.


Y aprovechaba algunas noches para pasarlas con chicos. Parecía que intentaba olvidarse de Oliver, y a la vez saciar ese sentimiento incontrolable que le daba la necesidad de encontrar a un nuevo hombre a cada rato.


Henia: Lo siento, de verdad, pero no puedo evitarlo...



También llegó el cumpleaños de Geila. Se dio cuenta de lo que realmente quería: seguir los pasos de su tía, ir a la universidad y estudiar biología.


Así que se puso a trabajar lo mas duro posible para conseguir el mayor número de becas posibles.



Y también le llegó la despedida a Âg-Hùk, mentiría si dijera que no le echaré de menos.





Así que se puso la tumba en el cementerio familiar, junto a la tumba de su mujer.


Y, con la despedida de Âg-Hùk, llegó el cumpleaños de Geien.



Rk-9, mientras tanto, había cumplido su deseo de toda la vida, y consiguió el puesto de científico loco, aunque se cansó rápido y cambió de trabajo, así que se metió en la educación.


Geila además de estudiar intentaba tener algo de vida social, y una de sus mejores amistades era una bruja... Este mundo sim no deja de sorprenderme. Al parecer las brujas son sims que pueden hacer magia, aunque después de saber que existe la Parca, los fantasmas y vampiros no me extraña.


Y fue así como al final la bruja acabó hechizandola.




Y Geila se unió a la senda del mal.


Lili, la bruja, le dio a Geila un caldero y un libro de hechizos, los cuales metió en la habitación junto al ataúd de Geila, que empezó a convertirse en la sala oscura.


Y la habitación de Âg-Hùk pasó a ser la sala creativa.


Geila siempre que podía intentaba dedicarle un poco de tiempo a conseguir becas, y otro a estudiar el arte de la magia.


Henia: Geila, deja eso un momento, por favor. Quiero hablar contigo.
Geila: ¿Qué pasa, mamá?


Henia: Lo que te voy a decir ahora es lo mismo que me dijo mi padre cuando tenía tu edad. Me dijo que él no iba a estar para siempre... claro que no sé si ese será mi caso. La cosa es que quiero que sigas con la familia.
Geila: ¡Claro, mamá!


Henia: Toma, te daré lo que mi padre me dio después de esta charla. Te presento a PlumBob.
Bob: Hola.


Y así fue como cambié de cabeza por segunda vez.




Siguiente capítulo
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.