Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 20
Localización : En una isla

Capítulo 2: Moscas

el Vie Jun 30, 2017 3:50 pm
Anterior capítulo



Al final resulta que Elvira no estaba enferma. Estaba embarazada. Genial, dentro de ella estaba creciendo un híbrido humano alienígena... Aunque admito que sentía bastante curiosidad.


Âg-Hùk seguía pintando continuamente. Parecía que le ascendían cada día, y cada vez le exigían mas, así que cada vez se esforzaba mas.


Elvira aprovechó el embarazo para dedicarse a la jardinería. Siempre le gustó la naturaleza, y aunque era difícil encontrarla en Las Rarezas, se las apañó para armar un trozo de tierra fértil.


También pasaba el tiempo con un perro callejero que venía cada tanto a visitarla, Ariel,


aunque era demasiado sucia para mí.


Mientras a Âg le dijeron que tenía que aprender mecánica, así que compró una biblioteca para estudiar.


Y esas no fueron las únicas reformas, Âg como rápido constructor que era aprovechó una tarde en la que estaba aburrido para darle unas reformas a la casa, y, a pesar de ver mal, ver los colores donde no tocan y no ver a travez del cristal, admito que me gusta el resultado.


Un día por la noche Elvira se levantó y empezó a gritar, despertándome. No me hizo mucha gracia, pero bueno...


Resulta que estaba dando a luz, hasta que el bebé salió completamente sano. Una bebé alienígena al 100%



Âg-Hùk, con el consentimiento de Elvira, la llamó Hàsara. Âg-Hùk quería llamarla Hêtágnk, pero Elvira se negó... con lo precioso que es ese nombre... Y sí, es ironía.


Elvira: Âg, cariño, ¿no crees que deberías comprarte algo de ropa? Quiero decir... para estar un poco mas a la moda de la simanidad.
Âg: Está bien, vamos a la tienda.
Y así fue como Âg-Hùk se fue a la tienda de ropa.


Pero no compraron ropa, en su lugar...




Y no sé porque al salir me pareció escuchar campanitas...

Al final Âg-Hùk no encontró nada que le gustara, así que se fue sin comprar nada.


Mientras tanto, en la casa de los Pérez todo iba perfectamente. El cumpleaños de Jaime estaba a punto de empezar, cuando se escuchó el sonido del timbre.
Cuando Técnico de POlinización 9 salió a ver quien era, se llevó una sorpresa.



PT9: Uno, ¿qué haces aquí?
Uno: Vamos "Señor Pérez" no te hagas el estúpido, sabes que Âg-Hùk está en el planeta. ¡Dime donde está!
PT9: ¿Cómo? ¿Âg-Hùk está en el planeta? No, no tenia ni idea...
Uno: ¡No mientas! No intentes esconderle, es inútil.
PT9: Juro que no se nada. Por favor, iros. Es el cumpleaños de mi hijo...


???: Oh, Nueve, tranquilízate, no te haré daño. A menos que no respondas.
PT9: Hola Kara... Sabía que habrías venido, pero esperaba que no fuera así


Kara: Tan solo colabora. No querrás que tu hijo Jaime pierda a su padre el dia de su cumpleaños, ¿verdad?
PT9: Juro que no sé nada, ¡lo prometo!


Kara: Vaya pena. De verdad no me dejas elección. Lo siento, Nueve.


PT9: No, por favor. Juro que no sé nada, por favor.


PT9: No, ¡No!


PT9: ¡¡¡AAAAAAAAH!!! 




Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.