Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 20
Localización : En una isla

Capítulo 7: La Tyna

el Vie Jun 30, 2017 3:59 pm
Anterior capítulo



El embarazo de Henia iba perfectamente, y cuando llegó a su fin todo el mundo estaba expectante.


Fue entonces cuando la familia Ahgsakmengdf le dio la bienvenida a Geien, que había salido a su padre.


Una noche, mientras todos estaban durmiendo excepto Oliver...
Oliver: Hay alguien afuera, voy a ver quien es.


Oliver: ¿Quienes sois? ¿Qué haceis aquí?
Kara: Hola, Oliver, ¿verdad? Queríamos pedirle una cosa...


Kara: Debe acompañarnos.
La mente de Oliver se nubló completamente.


Oliver: ¿Do-dónde estoy? ¿Qué hago aquí?


Kara: Dónde está no importa, le necesito para llevar a cabo mi plan...
Oliver: ¿Después de raptarme? ¡Está loca!


Oliver: ¡No sé de qué planeta eres, te pareces a Âg-Hùk y a Henia, pero no eres del todo como ellos, pero que sepas que en este planeta las cosas no funcionan así! ¡En este planeta las cosas se piden por favor!
Kara: Lo dice el ladrón... Verá, Oliver, me da igual lo que usted desee.


Oliver: Que... ¿qué me pasa?
Kara: Cuando despierte estará tranquilamente en su casa, no recordará nada de esto, y obedecerá todas mis ordenes inconscientemente.


Más tarde.
Rk-9: Hola Señor Oliver, ¿Quiere Algo?
Oliver: No, nada Rk...


Oliver: Lo siento Rk, pero debo hacerlo.



Oliver fue hacia Âg-Hùk, obedeciendo inconscientemente las órdenes de Kara.
Oliver: Âg, ¡dame la Tyna!
Âg-Hùk: Pero, ¿de qué hablas, Oliver?


Oliver: No te hagas el tonto, sabes a qué me refiero. Dámelo.
Âg-Hùk: ¿Cómo sabes lo de la Tyna? No tienes nada que... no, Kara...


Âg-Hùk: Dile a Kara que me deje en paz, ¡que si le quité la Tyna es por el bien del universo!
Oliver: Se lo dirás tu mismo cuando te lleve con ella.
Âg-Hùk: Es inútil, ya no la tengo.


Henia: ¿Qué está pasando?
Âg-Hùk: No, Henia, ¡alejate! Bob, ¡Kara le está controlando!
Bob: ¡Henia, fuera, vámonos. Tenemos que alejarnos de Oliver!
Oliver: Oh, ya veo... Bob, ¿eh?






Henia: ¡Oliver! ¿Pero se puede saber que mierda te pasa?
Oliver: Lo siento, Henia, pero debo hacerlo. Âg, ¡dame la Tyna!


Pero en ese momento, se hizo de día.
Henia y Oliver: ¡Aaah! ¡Sol!


Henia y Oliver, al sentir el contacto con la luz del sol, corrieron hacia la habitación de Oliver, en la que se encontraba el ataúd, y Henia se metió en él antes de que Oliver fuera capaz.


Mientras que Oliver moría achicharrado por la luz solar.




Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.