Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 19
Localización : En una isla

Capítulo 9: Geila Ahgsakmengdf la bruja (atrozmente malvada) infaliblemente buena

el Vie Jun 30, 2017 4:02 pm
Anterior capítulo



Geila había conocido a un chico en el instituto, que también quería ir a la universidad, así que quedaron en que compartirían piso una vez estuvieran en el campus.



Geila ya había conseguido todas las becas posibles, así que se centró en aprender magia, pero la magia negra estaba haciendo estragos en ella...



Hasta el punto de llegar al título de bruja atrozmente malvada.


Pero recapacitó rápido. Al parecer, sólo quería estudiar la magia negra durante un poco, para saber más de ella, aunque al final acabó arrastrándola cada vez más, sin poder hacer nada, pero finalmente reunió fuerzas y se dedicó a aprender la magia neutral. Al menos ya no era bruja atrozmente malvada.


Después de usar mucho la magia neutral, le desapareció la piel verde, y volvía a ser normal de nuevo.


Y entonces llegó el momento de irse a la universidad.


Donde se mudó a una casucha cutre con únicamente tres habitaciones.


Y, como habían quedado, el novio de Geila, Sebastián Tapias, se mudó junto a ella. Geila declaró la especialidad de biología, y Sebastián la de psicología, que le abría las puertas a la carrera de paranormal, que fue siempre su sueño.


Geila aprovechó la azotea, a la que sólo podía subir ella gracias a su hechizo de Magivestigium que la transportaba a donde ella quisiera, para poner su caldero y libro de hechizos.


Y al final dejó de ser una bruja mala, y se quedó en simplemente bruja.


Las cosas entre Sebastián y Geila iban estupendamente...


Hasta el punto en que Sebastián le pidiera compromiso.
Sebastián: Geila, ¿querrás casarte conmigo?
Geila: ¡Sí! ¡Claro que sí! Pero cuando salgamos de la universidad.


Geila había conseguido una máquina de hacer dinero, a saber de dónde, pues casi no les bastaba el dinero.


Aunque no acabó demasiado bien... Qué recuerdos de Elvira, a veces se la echa de menos...


Sebastián y Geila seguían estudiando siempre que podían, habían pasado ya dos exámenes finales, los dos con nota 10, y estaban ya en 2º, lo que significaba que se tenían que esforzar cada vez mas.


Aunque a veces les costaba concentrarse con la pesada de la mascota de la universidad que no dejaba de meterse en la casa sin preguntar y ponerse a cantar.
Mascota de la Universidad: ¡Gerbits! ¡ Gerbits! ¡Goooooo, Gerbits!


Geila no se quedó con la magia neutral. Una vez hubo terminado de ser bruja malvada, siguió estudiando la senda de la luz, y acabó convirtiéndose en bruja buena, lo que le otorgó una piel como la suya, pero estrellada. Además no fue solo la piel lo que se cambió, pues se cansó del cabello negro y simple y se lo tiñó por uno más original, aunque ahora estaba irreconocible.


Geila: ¿Nervioso?
Sebastián: No, he pasado ya por dos de estos. Y me gusta tu pelo.
Geila: Gracias, pues deséame suerte, en nada me tengo que ir a hacer mi examen.
En realidad la suerte no les valía de nada, con o sin ella iban a sacar los dos un 10.


Y yo no sé mucho de la naturaleza de este planeta, pero estoy bastante seguro que los pingüinos no deberían andar caminando en un desierto, en primavera, pero yo soy solo un robot extraterrestre que no tiene demasiada cultura en la naturaleza de este planeta así que puede que me equivoque.




Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.