Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 19
Localización : En una isla

Capítulo 12: Réquiem por un sueño

el Vie Jun 30, 2017 4:06 pm
Anterior capítulo



Skie se tomaba muy en serio los estudios, y se esforzaba en sacar las mejores notas posibles,


Mientras que a Sey le entretenían otras cosas...


La boda de Henia y Rk-9 no se hizo esperar, aunque sí que tardó mas en suceder que en otras ocasiones.



Y una vez más le tuvimos que dar la despedida a la mascota de la familia, pues Llama ha seguido los pasos de Maxx y se ha ido.


Geila: Hijo, quiero decirte una cosa, que mi madre me dijo a tu edad, y mi abuelo le dijo a tu abuela...
Sey: ¿Qué pasa, mamá?


Geila: Quiero que lleves adelante esta familia. Eres el que tiene más genética alienigena y siento que debo dartelo a ti.
Sey: ¿Darme el qué?


Geila: A Bob.


Un día, Skie quiso probar la máquina que tanto había ayudado a esta familia, poniéndola de tan buen humor en los momentos duros...


Y en ese preciso momento, noté cómo una imagen extraña le venía a la mente a Sey, y cuando me fijé de lo que era...


La máquina había fallado, y Skie empezó a sentirse muy mal, no podía concentrarse de ninguna manera. Tenía hambre pero no ganas de comer...


Había empezado a hacer cosas estúpidas, sin importarle lo que ocurría a su al rededor.


Estaba cometiendo demasiadas estupideces...




Que acabaron costándole la vida.


A pesar de estar aislada en la sala del ataúd de Henia, a la que nadie solía entrar, y donde nadie pudiera haberse enterado de lo que acababa de ocurrir, a Sey le entró una tristeza repentina.


Y no fue hasta más tarde, cuando Geila entró en la habitación para hacer sus cosas de bruja cuando se percataron de lo que había ocurrido...


Toda la familia quedó destrozada, y la tumba fue colocada junto a las otras, en el cementerio familiar. 


Rk-9: Oye, Henia... llevamos ya un tiempo casados, y... tal vez sea el momento de empezar a pensar en niños?
Henia: Rk, me encantaría, de verdad, pero... es imposible.


Rk-9: Podríamos, ya sabes, adoptar a un niño...


Sey: Rk, abuela... Bob quiere hablar con vosotros, tiene algo que deciros.
Rk-9: ¿Qué pasa Bob?
Bob: La muerte de Skie no fue un accidente, ni nada por el estilo... Estoy seguro de que fue un asesinato.


Henia: ¿Cómo que un asesinato?
Bob: Sí, estoy seguro de que Kara es la culpable de todo esto. Ella manipuló la máquina para que obligara a Skie a hacer estúpideces, a fisgonear donde no debía y que acabara como acabó... 
Rk-9: ¿Cómo puedes estar tan seguro?
Bob: Porque en el preciso momento en el que Skie conectaba la máquina, una imágen de Kara le vino a Sey a la mente, y seguramente fue lo que vio Skie. Estoy seguro de que va a seguir muriendo gente a menos que hagamos algo...
Henia: ¿Cómo qué?
Bob: Hay que clonar a Tyna. Es la única que puede parar a Kara.
Henia: ¡Pero tú dijiste que si Tyna cae en las manos de Kara, no podría pasar nada bueno!
Bob: Y así es, pero si no nos arriesgamos... seguirá muriendo gente.
Rk-9: Está bien, yo puedo hacerlo, y cuidaré a Tyna como si fuera nuestra propia hija...


Fue así como le di a Rk-9 la Tyna para que empezara a clonarla.


Y después de un tiempo consiguió clonarla. Debía quedar incubando durante unos días hasta que naciera...


Y mientras la niña se desarrollaba, ambientaron la antigua habitación de Skie para convertirla en la de Tyna.


Pasó un tiempo y nació Tyna...


Tan mona, tan despreocupada...


No tenía ni idea del futuro que le esperaba.


Rk-9 había vuelto a ascender, y había llegado a lo más alto de la carrera militar, con el puesto de General.


Y cada día venían a buscarlo en helicóptero.



Y entonces le tocó a Tyna cumplir años y convertirse en una niña.


Que seguía tan inocente como antes...


Tyna estaba acostada en aquella cuna, en medio de la nada...


Notando los pasos de alguien acercándose lentamente a ella...


Tyna se levantó y observó a su madre, su verdadera madre, que la miraba con una sonrisa tierna.


Y la cogía en brazos.


Kara: Tranquila hija mía, a partir de ahora yo siempre te protegeré...





Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.