Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 20
Localización : En una isla

Capítulo 13: Tranquilidad

el Vie Jun 30, 2017 4:06 pm
Anterior capítulo



Después del cumpleaños de Tyna las cosas fueron muy tranquilas. Todo el mundo era feliz, y parecían haberse olvidado de que Kara aún estaba al acecho. Cada uno estaba con su tema, algunos mas juntos que otros... simplemente, asqueroso.


Geila estaba con sus cosas de brujas...


Henia con sus cosas de vampiresa...


Sebastián con... supongo que cosas de zombies, pero sinceramente no sé como llamarlas.


Aunque sus cosas de zombie no le impidieron que llegara a la cumbre de la carrera paranormal. Ya no tenía que soportar ni casos falsos de avistamientos de alienígenas (o esconder los reales relacionados con la familia Ahgsakmengdf), ni tener que llevar a cabo exorcismos que le hacían llegar agotado a casa. Ahora era líder de secta, y tenía a sus propios seguidores que se creyeron que lo de su pálida y pútrida piel era obra de un ser del más allá que los llevaría a una segunda vida mucho mejor que la actual. Todo eso, claro, después de haberle donado todo su dinero a los fondos para la universidad de cualquier descendiente de la familia Ahgsakmengdf que lo deseara.


Rk-9 seguía siendo el esclavo de la familia, aunque ahora mas feliz por su unión con Henia y por tener a Tyna, a la que consideraba como su hija. Parece no haberle importado en absoluto traicionar sus principios robóticos.


Tyna era toda una niña prodigio, aunque viniendo de una niña clonada extraterrestre que en teoría debería salvarnos a todos no se puede esperar otra cosa.


Y Sey... me gustaría poder decir algo bueno de Sey como de todos los herederos que Âg-Hùk y sus descendientes eligieron, pero no puedo. Sey es gruñón y perezoso. Casi como yo, y por eso me cae mal.


Además, tenía formas de divertirse que no acababa de entender. ¿Qué entretenimiento puede proveer soplar y hacer burbujas?


Es curioso que algo tan tonto como eso pueda parecerle igual de divertido a una persona hecha y derecha. Tal vez la resurrección le destrozó unas cuantas neuronas a Sebastián...


Aunque lo peor estaba por llegar...
PlumBob: No me esperaba esto de ti, Rk.
Rk-9: Tranquilo Bob, tan solo estoy evaluando las formas de diversión humanas.
Excusas.


Pero no todo fue diversión, pues Henia un día recibió una llamada que no le gustó nada. Su hermana Hásara había muerto a causa de la edad.


Y quedó realmente destrozada.
Henia: No me puedo creer que se haya ido...
Geila: Sabías que este día llegaría, mamá. 
Henia: Sí, lo sé, pero aún así me duele saber que sobreviviré a mis seres queridos, incluído a ti.
Geila: Si quieres puedo buscarte una cura.
Henia: No, si lo hicieras Rk quedaría solo, y eso no hay forma de arreglarlo.


Henia parecía haber redescubierto el minibar de la piscina, y se pasaba las horas junto al agua, intentando olvidar que su vida no tiene un fin escrito.


Por suerte muchas de esas horas las pasaba junto a Rk, que le ayudaba a superarlo.


El cumpleaños de Sey acabó llegando, tras una etapa de su vida con la que no estaba demasiado contento.


Pero estaba eufórico por empezar una nueva etapa y esforzarse para poder ser feliz.


Su primer paso para conseguir su meta fue conocer a una chica, Inés Ferreira, con la que pasó muchas noches juntos.


Las cosas entre Sey e Inés iban cada vez más en serio, y me sorprendió eso de Sey. Parecía más alguien que preferiría salir de fiesta toda la noche que quedarse con una pareja estable. La gente te sorprende, supongo.


Y realmente me sorprendió cuando le hizo la gran pregunta. De verdad me sorprendió, no me mencionó en ningún momento que iba a hacerlo. Supongo que la comunicación entre nosotros dos podría haber sido mucho mejor.



Tyna: Sí, entiendo. Está bien, lo haré... Confía en mí, mamá.




Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.