Comparte
Ir abajo
avatar
Surten De Soita III
Bebé en pañales
Masculino Tauro Tigre
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 30/06/2017
Edad : 20
Localización : En una isla

Capítulo 18: Matrícula

el Vie Jun 30, 2017 4:13 pm
Anterior capítulo



Perder a Geila y a Sebastián al mismo tiempo fue un gran golpe hacia la familia, y había afectado emocionalmente a muchos. Tanto que no se atrevían a mover nada de lo que había en la habitación de la magia.


A Henia le había destrozado perder a su hija, aunque sabía que el día llegaría. Aún así, no pudo soportarlo y estaba distante. Tan distante que Rk-9 tenía que buscar otras formas de entretenimiento. Formas en forma de coche (valga la redundancia)


A Arfen, a pesar de haber conocido poco a su abuela, también le había afectado la pérdida, pero se pasaba la vida en otras cosas, intentando olvidar a base de juegos.


Adel tuvo un método propio de alejarse un tiempo: se fue a la universidad. Y con ella iba yo... segunda vez que voy a la universidad, segunda vez que tengo que aguantar profesores cansinos y segunda vez que tengo que ver a una Ahgsakmengdf siendo repelente con sus perfectas notas... igual que con su abuela, QEPD.


Pero al menos esta vez sería una universidad diferente, pues se iba a la misma universidad que Tyna, para compartir piso.


Una casa en el campus muy acogedora... Para dos está bien, pero claro, el novio de Adel quería compartir piso con ella... No sé si debería dejarles dormir en la misma cama.


Tyna: ¡Adel! ¡Qué alegría verte!
Adel: ¡Cuánto tiempo sin vernos!


La alegría de volver a verse no duró demasiado, pues estaban muy justos de tiempo y el curso ya empezaba... Así que tuvieron que ponerse rápido a trabajar.


Con la posibilidad de parar a descansar de vez en cuando y pasar un rato con... con ese chico.


Todos ponían el máximo esfuerzo para conseguir las mejores notas, pero la que más debía trabajar era Tyna, que estaba ya en el tercer curso.


La cosa era que no siempre tenían demasiada suerte a la hora de trabajar y de a ratos tenían que enfrentarse a objetos rotos que les ponían trabas en cuanto a los estudios.


Sin demasiada suerte.


Teniendo que acabar contratando a un profesional para que lo solucione, la mayoría de las veces.


Adel parecía feliz con su novio, y él también lo parecía... Hasta tal nivel que se decidió a hacerle la gran pregunta.



Pregunta a la que obviamente contestó que sí. Creo que éste es un buen momento para aprenderme su nombre... Ehm... ¿Daniel? ¿Darío? No, no es ninguno de esos... ¡David! Creo...


Para celebrar el compromiso invitaron a toda la familia de Adel a casa.


Aunque Adel se pasó más tiempo con su perro Caqui que con el resto de personas.


Pasaron los días, y llegó el día del examen final de los chicos.


Examen que aprobaron con la nota máxima...


Una...


Y otra...


Y otra vez...


Los tres tenían una nota media de 10, y no tenían ni una pizca de estrés. Tal vez se deba a que cada día meditan antes de irse a clase.


Aunque ya se acababa la etapa universitaria de una de ellos. Tyna ya había terminado su cuarto y último año, lo que significaba que volvía a Las Rarezas.


~~~~



Tyna: Bien, este es un nuevo hogar... En el centro, lejos de mi vieja casa... Está un poco viejo y destrozado, pero es algo... Tal vez así pueda mantenerme alejado de mi familia para que no me utilicen en su contra, pero no lo suficiente como para que les hagan algo sin que yo me entere...


Al abrir la puerta.
Uno: Hola Tyna... Es una casa acogedora, pero no te pega demasiado. Tal vez una capa de pintura a las paredes pueda ayudar...


Tyna: ¿¡Qué haces tú aquí!? Le dije a Kara que le avisaría cuando fuera el momento.


Uno: Tranquilízate, Tyna. No vengo por Kara. Vengo aquí por un proyecto... personal.




Siguiente capítulo
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.